TIEMPO DE ECLIPSE Y EL PREMIO DE LA CRÍTICA

Martínez López ha logrado crear una buena novela que fusiona lo público con lo privado y el amor a uno de los genios del XX, Albert Einstein. Las breves secuencias y la abundancia de unos diálogos muy bien conducidos poseen todos los principios para la conformación de una novela cautivadora que imprime tensión y suspense hasta las últimas páginas.

Por F. Morales Lomas

Fernando Martínez López

 Tiempo de eclipse

Santa Cruz de Tenerife, Baile del Sol, 2020

Martínez López es doctor en Ciencias Químicas y profesor, habiendo publicado algunas novelas que han sido premiadas en diferentes concursos como el Felipe Trigo o el Ciudad de Jumilla, quedando finalista en el Fernando Lara, Setenil o Andalucía de la Crítica. Entre ellas: Tu nombre con tinta de café, Fresas amargas para siempre o Sanchís y el pergamino... Tiempo de eclipse tiene la simbología en el título: un momento en la historia de España, en la Barcelona de 1922 y 1923, y el eclipse, aquí está asociado a la figura de Einstein y su teoría de la relatividad, y su visita, también histórica, a Barcelona y Madrid.

En el ámbito del enfrentamiento empresarios-anarquistas surge la figura del empresario Gerard Rovira, su necesidad de destruir a los anarquistas y su pasión sexual hacia Olimpia Balaguer, una traductora que está a su servicio. Pasión que va in crescendo a medida que Olimpia Balaguer rechaza al empresario acosador. Ambos mundos alimentan un magma textual que trata de reconstruir el novelista con gran sentido del espacio y el tiempo. Paralela a esta historia corre la de la llegada de Einstein a Barcelona en 1923 hasta que ambas convergen en un punto determinado cuando los anarquistas pretenden asimilar a su causa al genio alemán.  La novela está estructurada en un prólogo y epílogo breves y dos partes: la primera que se centra en el otoño de 1922 y la segunda a partir del invierno de 1923. Comienza la primera parte con la presencia de Olimpia Balguer y Gerard Rovira, los cuatro Evangelistas, miembros de la CNT encabezados por la figura de Salvador Segui, el Noi del Sucre. Se perciben los negocios de Rovira con Alemania  y la nazi frau Brunner, con la que pacta el acto de liquidación de los anarquistas. Pero también Einstein y Mileva en su ámbito familiar. En la segunda parte va creando ese magma histórico, ese enfrentamiento con escenas diversas que lo revelan y el acoso de Rovira hacia Olimpia, al mismo tiempo que el recorrido de Einstein por Barcelona, lo que le permite al narrador anclar su visión sobre dos espacios: lo público  y lo privado (la relación de Rovira-Olimpia y de Einstein con los anarquistas). Martínez López ha logrado crear una buena novela que fusiona lo público con lo privado y el amor a uno de los genios del XX, Albert Einstein. Las breves secuencias y la abundancia de unos diálogos muy bien conducidos poseen todos los principios para la conformación de una novela cautivadora que imprime tensión y suspense hasta las últimas páginas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on twitter
Share on google
Share on print
Share on whatsapp
error: Content is protected !!