UNA ÉTICA COSMOPOLITA

Hace casi dos décadas, le escuché decir al Nobel portugués José Saramago, en una conferencia que “En los próximos cincuenta años, Europa será invadida por los hambrientos.” Hay personas que tienen la capacidad para adelantarse a los acontecimientos y además realizar un análisis lúcido de las causas, de los orígenes de los problemas que nos afectan, aportando soluciones que debieran adoptarse en el ámbito político, económico y educacional.

Por Paco Huelva

Adela Cortina

Ética cosmopolita

Paidós, 2021

Con el subtítulo de “Una apuesta por la cordura en tiempos de pandemia”, la catedrática emérita de Ética y Filosofía Política de la UVA, Adela Cortina, ha puesto en circulación su último ensayo: “Ética cosmopolita”.

Siendo como es una de las voces más reconocidas en el campo de la ética y de la filosofía, no solo de nuestro país, los textos de Adela Cortina suponen un acercamiento lúcido a la realidad que nos circunda, que van más allá del análisis conceptual de los problemas que nos atañen hogaño, aunque entrando a fondo en ellos partiendo del discernimiento que multitud de filósofos hicieron a lo largo de la existencia del ser humano sobre la materia que divulga. Porque, Cortina no solo evoca, aísla, define el cuerpo constituyente sobre lo que diserta, sino que, además, sienta cátedra. La arquitectura de sus textos está trenzada con un lenguaje ameno que hace que sus sabias reflexiones calen en el lector, aunque éste no haya realizado estudios avanzados sobre lo que argumenta. 

Ensayista prolífica, con su anterior libro “Aporofobia, el rechazo al pobre”, consiguió acercar el problema de los indigentes o necesitados en general, al gran público, poniendo de manifiesto la percepción que se tiene de ellos en las sociedades deshumanizadas en las que hemos caído en los últimos tiempos, y que nos hacen ver a la otredad no solo como extraños, sino también como personas a las que hay que combatir o rechazar por el mero hecho de que estén necesitadas. Y el problema es global, todos lo estamos viendo a diario en cualquier informativo que pongamos.

Hace casi dos décadas, le escuché decir al Nobel portugués José Saramago, en una conferencia que “En los próximos cincuenta años, Europa será invadida por los hambrientos.” Hay personas que tienen la capacidad para adelantarse a los acontecimientos y además realizar un análisis lúcido de las causas, de los orígenes de los problemas que nos afectan, aportando soluciones que debieran adoptarse en el ámbito político, económico y educacional.

En “Ética cosmopolita” Adela Cortina aborda las problemáticas del envejecimiento de la población en las sociedades occidentales, la imperiosa necesidad de mano de obra que ha de venir del exterior, la ética del cuidado en las personas de más edad, la defensa de la democracia ante los ataques de los totalitarismos de uno y otro signo, el dilema seguridad/libertad tan de moda, la necesidad de una economía justa y equilibrada, la construcción ideológica de una ficticia realidad a través de las redes sociales y los medios informativos y audiovisuales, para terminar realizando una llamada general a la cordura a través de un proyecto educativo, político y jurídico, que nos aporte nuevas razones para la esperanza en el devenir. Una obra imprescindible.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on twitter
Share on google
Share on print
Share on whatsapp
error: Content is protected !!