MARÍA ZAMBRANO INTERPRETADA POR ANTONIO COLINAS

“Sobre María Zambrano” es, ante todo, una declaración de amor al legado de la escritora malagueña.

Por Rafael Ruiz Pleguezuelos

Antonio Colinas

Sobre María Zambrano

Madrid, Siruela, 2019

A estas alturas, hay que estar muy despistado en el mundo de la cultura española para no darte cuenta de que María Zambrano (Vélez-Málaga,  1904 – Madrid, 1991) es una llama que no se extingue, cuya figura gana interés a medida que uno se acerca a su legado. Si Galaxia Gutenberg  continúa en la ingente y loable tarea de editar sus obras completas (la última entrega de la que tengo noticia, sus libros Notas de un método, Algunos lugares de la pintura y Los bienaventurados), el panorama de novedades nos trae ahora una obra sobre la autora especialmente interesante, entre otras cosas porque ha sido escrita por un buen escritor, Antonio Colinas (La Bañeza, 1946), que ejerce mayormente como altísimo poeta pero que también tiene en su haber una dilatada trayectoria como ensayista y crítico literario.

Estando detrás de este ensayo sobre María Zambrano la voz de Antonio Colinas, el lector ya se asegura una prosa limpia, amena, bien engarzada. El libro transcurre ante nuestros ojos sin esfuerzo, el discurso de cada capítulo complementado con un sinfín de anécdotas y detalles de la cultura y el mundillo literario de cada época retratada. “Sobre María Zambrano” es, ante todo, una declaración de amor al legado de la escritora malagueña. El segundo de los capítulos, titulado “La carta que no envié a María Zambrano” es esencialmente eso, una forma que encuentra Colinas de dar las gracias por tantas enseñanzas.

No es un libro con un plan de estudio fijo, sino artículos y retazos sobre la autora puestos en común. Así reconocemos desde los títulos de capítulo: “Una poética radical”, “Aproximación a El hombre y lo divino”, “De la palabra esencial”, “El Unamuno de María Zambrano”, etc. Este carácter disperso no merma, ni mucho menos, el resultado. Cada capítulo es interesante en sí mismo, y el conjunto se lee con sumo placer y sensación de obra acabada.

El hilo vertebrador del conjunto es la propia biografía de Antonio Colinas, pues “Sobre María Zambrano” es también un recorrido de admiración del autor leonés por la filósofa. En el libro están sus cartas, sus llamadas, sus visitas a la malagueña, salpicados por fotografías de momentos y lugares clave de María Zambrano, y aún del propio Colinas en sus peregrinajes por los territorios de la autora. Pero el autor mide bien y no deja que su persona se apodere de un libro dedicado a los trabajos de María Zambrano.

El valor fundamental del volumen está en la claridad con la que un conocedor tan profundo de la obra de la malagueña puede encontrar sus méritos, explicar por qué sus textos contienen tanto interés e invitar al lector a que siga leyendo. Complemento perfecto a la lectura de María Zambrano, y texto clave para entender mejor los momentos de viraje de su pensamiento, la influencia de los maestros, la importancia de lo sagrado y la religión católica, la vigencia de todo cuanto escribió.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on twitter
Share on google
Share on print
Share on whatsapp